Novedades

Categoría:

Archivo: 2017

12

¿Qué sistema de gobierno prefieren los venezolanos?

Los últimos resultados electorales en Venezuela, seguramente, han dejado a más de uno preguntándose (o especulando) cuál es, en definitiva, el modelo político que prefiere el venezolano. En este artículo, ofrecemos datos históricos y estadísticamente concluyentes sobre qué prefieren los venezolanos en términos de modelos políticos.
Según datos recogidos en 2017 por Latinobarómetro, organización que con nuestro apoyo conduce anualmente estudios de opinión pública en Venezuela, la gran mayoría de los venezolanos (ocho de cada diez) considera que la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno. En el estudio cuantitativo, se entrevistaron a nivel nacional a más de 1.200 personas, a quienes se les proporcionaron tres opciones de respuestas, a saber: 1) la democracia es preferible, 2) en algunas circunstancias, un gobierno autoritario es preferible y 3) nos da lo mismo un régimen democrático que uno no democrático (ver gráfico abajo); casi el 80% escogió la primera opción, lo que parece indicar un fuerte carácter democrático en la cultura política del venezolano; sin embargo, como es bastante notable, el objetivo de la pregunta no fue identificar qué es lo que entiende el venezolano por democracia, por lo que sólo nos dice cuántas personas dicen ser demócratas, y no cuántas de ellas están conscientes de los atributos esenciales que componen la calidad de una democracia. En este sentido, sería interesante investigar, en próximos estudios cuál es la brecha entre ambos grupos.

80% es una cifra alta, es una amplia mayoría; no obstante, es importante resaltar que, en 2013, el nivel del grupo que declara preferir la democracia como forma de gobierno fue significativamente mayor; dicho de otra forma, parece que hace cuatro años había significativamente más personas identificadas con el concepto de democracia, ¿pero qué paso con esa gente? se preguntarán algunos: según el mismo estudio, un grupo importante pasó al terreno de la indiferencia, ya que ahora (medición de 2017) hay significativamente más personas a quienes les “da lo mismo un régimen democrático que uno no democrático”. El crecimiento de este elemento de indiferencia declarada hacia ciertos temas políticos también se ha podido evidenciar en indicadores de otros estudios.
En términos etarios, llama la atención que la indiferencia ante el tipo de régimen político es significativamente más alta en los jóvenes de 16-25 años en el grupo de los que son indiferentes. Visto desde otra perspectiva, parece haber significativamente menos partidarios de la democracia como sistema de gobierno en los más jóvenes, si se comparan con el resto de los grupos etarios. Sin embargo, y tal y como se dijo anteriormente, antes de siquiera sospechar que hay una tendencia anti-democrática en parte de los jóvenes entrevistados, habría que investigar con otros estudios qué quieren realmente significar estas personas al responder de esta manera, ya que en Venezuela todo parece ser influenciado por un contexto económico-social-político muy particular. En investigación de mercados y opinión pública, el trasfondo de los resultados y el contexto donde se dan siempre es importante para el análisis, pero en escenarios como el venezolano, lo son aún más.

Estos datos arrojan varias hipótesis sobre la visión de mundo de este grupo etario. Por ejemplo, hasta qué grado consideran que conocen cómo es o debe ser el funcionamiento de un sistema democrático. Otra hipótesis pudiera ser que este grupo se considere poco o nada representados en la dinámica política del país, mientras que una tercera pudiera reflejar que existe cierto nivel de frustración con las circunstancias que viven en la actualidad, por lo que pudieran comenzar a considerar la conveniencia de otros modelos de gobierno quizás idealizados o poco realistas. Estas hipótesis deben ser puestas a prueba mediante estudios cualitativos (para alcanzar profundidad) y cuantitativos (concluir estadísticamente sobre las razones subyacentes).